en Protección de Datos Personales

España se ha sumado al proyecto PEPP-PT, en el que participan ocho países europeos con el objetivo de rastrear el coronavirus y eso es una gran noticia.

Justamente veníamos poniendo de manifiesto las dudas que suscitaba la publicación del real-decreto por el que se encargaba a la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial el desarrollo de una aplicación para trazar el coronavirus y citábamos como referencia esta iniciativa a la que ahora se suma nuestro país.

Ciertamente, aún falta información, pero, al menos, España está en una senda de buenas prácticas al apostar por esta iniciativa Paneuropea de Rastreo de Proximidad para la Preservación de la Privacidad (PEPP-PT) que busca conciliar la preservación de la privacidad con una tecnología intrusiva basada en móviles y redes que prevenga y trace los contagios epidémicos.

El despliegue de la tecnología por la que sería posible trazar geolocalizadamente las enfermedades parte de la premisa de que sería completamente anónima, cifrada de punto a punto y también descentralizada, es decir, sin un organismo central que gestione todos los datos de los posibles infectados, de modo que la información no estará almacenada en un servidor central gestionado en exclusiva por un solo país o una empresa, sino que se articulará de forma federada, parece, a través de infraestructuras locales, capaces de comunicarse entre sí.

Además, el desarrollo de la plataforma será open source, software libre, bajo la licencia Mozilla License Agreement, la misma que usa el navegador Firefox de la Fundación Mozilla, lo que es una gran noticia no solo para el mundo Open Source en general, sino para la privacidad en particular.

Efectivamente, aunque lo desarrollaremos más adelante, lo cierto es que el software libre se erige como una garantía fuerte para la privacidad ya que introduce transparencia en el sistema que procesa los datos.

Además, este aspecto, que sea tecnología open source, es bienvenido también porque el Software Libre agiliza y facilita el trabajo conjunto de los países, tal y como solicitaba el propio Supervisor Europeo de Protección de Datos, Wojciech Wiewiorowski, quien pedía una sola aplicación de la UE con una fuerte protección de datos incorporada como mejor solución a la pandemia de coronavirus “No podremos resolverlo sólo con herramientas nacionales”, advirtió, y dijo que la aplicación móvil del Covid-19 debería ser coordinada a nivel europeo.