Declaración

Los datos personales no solamente se han convertido en el nuevo petróleo del que obtener rendimientos. Además, su ilegítima utilización pone en riesgo nuestros derechos y la propia democracia.

En la era digital, los datos personales se han convertido en el mejor medio para manipular a las masas, donde prácticamente vivimos y nos relacionamos con los otros y con las cosas interponiendo una interfaz digital.

El ciudadano promedio ni está informado de la trascendencia que tiene su información personal ni de los riesgos y peligros a los que se expone; tanto él personalmente, como a sus generaciones venideras.

Esperamos poder contribuir modestamente a difundir la cultura de la privacidad con este medio de difusión que, a menudo, será caja de resonancia de otros expertos y personas concernidas por la protección del derecho a los datos personales y la intimidad.